sábado, 3 de enero de 2009

Transmisión y alteración textual de la Biblia

"Creemos que la Biblia es la palabra de Dios hasta donde esté traducida correctamente"
Nuestro Articulo de Fe numero 8, manifiesta nuestra crencia en la Biblia, pero tambien nuestra posición de que esta contiene algunos errores introducidos por el hombre (copistas,sacerdotes y traductores). Por causa de esta afirmación otros cristianos afirman que nosotros no somos cristianos pues la Biblia no contiene errores. Pero en estos ultimas decadas los eruditos biblicos estan descubriendo que lo afirmado por el profeta Jose Smith en 1842 era y es verdad. Son muy pocos los cristianos que conocen de este tema, veamos que dicen los eruditos biblicos de la Sociedad Bíblica Iberoamericana:
"Desde finales del siglo XIX, el desarrollo de los estudios textuales de la Biblia, junto con los descubrimientos de la arqueología bíblica, han resultado de extraordinario beneficio para la restauración del Texto Sagrado. Hoy, como nunca antes, nos encontramos en posesión de manuscritos que se acercan extraordinariamente a los documentos originales de la Biblia. Al mismo tiempo, estos des-cubrimientos y avances han puesto en evidencia numerosas variantes entre los distintos manuscritos, de manera que cuando las versiones de antaño son comparadas con textos más antiguos y fidedignos que aquéllos que sirvieron de base para su traducción, se manifiestan graves y numerosos defectos. La importancia de tales hechos no pueden ser subestimados, toda vez que el traductor o intérprete, antes de explicar el significado de palabras, frases e ideas de la Escritura, deberá interesarse por un problema precedente: ¿cuál es el texto original del pasaje? Que tal pregunta debe ser hecha (¡y contestada!), surge por dos circunstancias: a. ninguno de los documentos originales de la Biblia existe hoy día; y b. las copias existentes difieren una de otra. Al ser escritos en el frágil papyrus, y a causa del continuo uso que se les daba, los documentos originales pronto se destruyeron o extraviaron; y como en toda obra procedente de la antigüedad, el proceso de transmisión de copiado manuscrito es en extremo extenso (el antecedente épico de Job se remonta al segundo mileno antes de Cristo), es importan-te que el lector asuma una paciente actitud crítica ante el texto de la Sagrada Escritura.
Invención del Alfabeto. La escritura alfabética era practicada por los fenicios en los alrededores del siglo XV a.C., aunque para ese tiempo ya estaba en uso en Palestina el estilo silábico babilónico cuneiforme. Es importante saber que solamente hubo un alfabeto en el mundo, el cual ha tomado diversas formas para adaptarse a los lenguajes que habían de ser empleados. La invención del alfabeto se atribuye a los semitas, por cuanto sus letras son peculiares a las lenguas semíticas.
Materiales empleados. Entre los diversos materiales utilizados en la antigüedad para la hechura de libros, tales como madera, hueso, metal, arcilla, papiro y pergamino, el estudiante de la Biblia ha de interesarse principalmente en los dos últimos: el papiro y el pergamino. La manufactura del papiro era un negocio floreciente en Egipto pues crecía abundantemente en las orillas del delta del Nilo. El pergamino, por su parte, tiene una historia interesante y está relacionada con la competencia de dos reyes por poseer la mejor biblioteca de la época, lo cual hizo que uno de ellos, Tolomeo Epífanes decretara durante su reinado (205-182 a.C.) un embargo sobre las exportaciones del papiro producido en Egipto. Esto obligó al rey de Pérgamo a buscar una fórmula alterna de materiales capaces de recibir la escritura. Fue así como se desarrolló la industria del pergamino, el cual era fabricado con pieles de ganado, antílopes, cabras, y ovejas, especialmente recién nacidos.
Forma. El uso más antiguo del papiro como receptor de la escritura era en forma de rollo. Las hojas de papiro se unían lateralmente y luego se enrollaban en bastones cilíndricos, con un largo aproximado de 10 metros. El Evangelio según Lucas hubiera llenado normalmente esa medida. Los rollos eran relativamente difíciles de usar y la Iglesia Primitiva pronto descubrió cuán incómodo podía resultar encontrar un pasaje específico. De esta manera, antes de finalizar el primer siglo, se comenzó a utilizar la forma de códice, la cual consistía en doblar una o varias hojas de papi-ro y coserlas juntas. Es muy posible que la forma de códice haya sido una propuesta ideada por los cristianos gentiles en su afán por diferenciarse de la típica lectura en rollos utilizada en las sinagogas. Posteriormente, el pergamino fue también utilizado en forma de códice. En el 331 d.C. el emperador Constantino ordenó la elaboración de 50 copias de la Biblia en pergamino. Dos de ellas existen hoy día, y constituyen las copias manuscritas más importantes del texto del Nuevo Pacto: El códice Sinaítico y el códice Vaticano.
Causas Involuntarias. La mayor parte de las divergencias surgieron por causas accidentales, tales como confundir una letra o palabra con otra parecida. Si, por ejemplo, dos líneas vecinas de un manuscrito comenzaban o terminaban con el mismo grupo de le-tras, o si dos palabras similares se encontraban juntas en la misma línea, era fácil para el ojo del copista saltar del primer grupo de letras al segundo, y así omitir una porción del texto. Esto se conoce como homoeteleuton. Inversamente, el escriba podría regresar del segundo al primer grupo y, sin querer, copiar una o más palabras dos veces. También las letras que se pronunciaban de igual modo, podían ser confundidas algunas veces por los escribas oyentes. Tales errores accidentales eran casi inevitables doquiera que se copiaban a mano largos pasajes, y había más posibilidades de que ocurrieran si el escriba tenía vista u oído defectuoso; si era interrumpido en su labor; o si a causa del cansan-cio, estaba menos atento de lo que debía estar.
Las Escrituras de los últimos días (Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y La Perla de Gran Precio) establecerán la verdad de la Biblia, y darán a conocer las cosas claras y preciosas que se le han quitado (1 Ne. 13:38–40).

2 comentarios:

bruno dijo...

en esta pagina

http://version-inspirada.all-up.com/

esta la biblia inspirada..en español!!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.